Psicólogo Alvaro Silva al 980-980-808. Especialista en el tratamiento de terapia de pareja y familia.

sábado, 11 de junio de 2016

Psicoterapia psicocorporal

Las psicoterapias psicocorporales
… Hay una gran cantidad de modos de hacer psicoterapia. Tanto el consumidor que busca aliviar sus males, conocerse a sí mismo y desarrollar su potencial como interesado en convertirse psicoterapeuta profesional se encuentran ante una gran cantidad de opciones entre las cuales está la terapia psicocorporal.
Si alguien pretendiera hacer un catálogo de las diferentes terapias psicocorporales se vería en un aprieto. Para empezar, muchas personas que practican alguna forma de trabajo que pretende influir tanto a lo psicológico como a lo corporal, ni siquiera consideran que su trabajo es una psicoterapia.
Muchas formas de trabajo psicocorporal se han inspirado en el trabajo de Whilhem Reich. Él mismo se formó como psicoanalista en la década de 1920, y destacó, desde 1924, la importancia del análisis del carácter. En los años 30, en Escandinavia, se convenció de que al desbloquear el cuerpo liberado energía que tenía que ver con el sistema nervioso vegetativo, por lo que llamó a su trabajo Vegetoterapia carácteroanalítica. Finalmente en Estados Unidos, llamó a su método Orgónterapia, para distinguirla de la terapia física … por supuesto, los cambios de nombre reflejaban cambios en su modo de trabajo y en su sustento teórico, pero no creo que los dos últimos hayan sido los más afortunado. En Europa, los discípulos de Reich siguen usando las dos últimas denominaciones, aunque algunos prefieren hablar de terapia reichiana.
En Norteamérica, en cambio, Lowen (1958), quien fuera discípulo y paciente de Reich, llamó a su trabajo  bioenergética o, más propiamente análisis bioenergético. John Pierrakos (1987), al separarse de Lowen para hacer su propia escuela, le llamó Core-energetics (algo así como energética del núcleo o del corazón, en sentido figurado). El Radix, de Charles Kelly, es una variante del análisis bioenergético que parte de un modelo educativo, en lugar de cinco. Stanley  Keleman (1987), que fue discípulo de Lowen, desarrolló su propia forma de trabajar: la educación somática.
La integración estructural, de Ida Rolf (1977), más conocida como Rolfing, la integración postural (Painter, 1984) y el masaje biodinámico (Southwell, 1983) de Gerda Boyenssen, también deben mucho el trabajo de Reich.
Otro modo de trabajar con el cuerpo, que no se originaron en la terapia de Reich y sus discípulos, pero tiene similitudes con ella y suelen emplearse en combinación con las técnicas reichianas y neoreichianas son: la conciencia a través del movimiento ( Feldenkrais, 1977), el método Alexander (Maisel, 1969; Drake, 1991) y la Mentástica (Trager y Guadango, 1987).
Freud (1930) afirmó que la insistencia de los pueblos vecinos, parecidos entre sí, como los austriacos, bávaros, prusianos y suizos de habla alemana en enfatizar sus diferencias eran producto de su narcisismo. Lo mismo puede decirse de quienes "crean enfoques originales con semejanzas más superficiales con los que les predecedieron. Hace unos cinco años, encontré 37 "terapias" psicocorporales (Ortiz, 1993), al revisar los currículos de los profesionales que presentaron trabajos en el tercer Congreso internacional de esta especialidad. Hoy tengo 63 diferentes nombres de terapias psicocorporales, mismos que he ido recopilando de documentos de otros congresos, pláticas con colegas, libros, folletos explicativos y publicitarios, y hasta en publicaciones populares como Cuerpomente.
Referencia bibliográfica:
Ortiz, F. (1999). La relación cuerpo-mente. Pasado, presente y futuro de la terapia psicocorporal. México: Pax.

UBICACION EN LIMA: TERAPIA DE PAREJA