Psicólogo Alvaro Silva al 980-980-808. Especialista en el tratamiento de terapia de pareja y familia.

sábado, 11 de junio de 2016

Las parafilias

LAS PARAFILIAS DE LAS SEXUALIDAD HUMANA


Los perfiles incluyen entidades conductuales tales como el fetichismo, el travestismo, exhibicionismo, voyeurismo y el sadomasoquismo. Freud utilizó el término perversión, que actualmente se ha quedado obsoleto, para referirse a este grupo de trastornos. El mecanismo general de estos trastornos se considera una huida defensiva de la ansiedad de castración relacionada con miedo de venganza edípica. Son trastornos de carácter manifiestamente sexual. Cuando los impulsos patológicos se descargan, se alcance el orgasmo. En el fetichismo, la ansiedad es evitada por el desplazamiento de los impulsos instintivos libidinales a un objeto inanimado que simboliza partes del cuerpo de la persona amada. En consecuencia, el interés neurótico se vincula un objeto o parte del cuerpo que es inapropiada para la gratificación sexual normal. El travestí hay excitación sexual en el hecho de vestirse con ropa del sexo opuesto. El exhibicionismo es la exposición deliberada, generalmente compulsiva, de los órganos sexuales, mientras que el vouyer alcanza la gratificación sexual observando las actividades sexuales de los demás.
El sadismo y el masoquismo aparecen a menudo al comienzo de la infancia, y representan una tendencia a buscar o infringir sufrimiento mentales o físicos como un medio para obtener activación o gratificación sexual contingente del dolor mental o físico, como los golpes, amenazas, humillaciones o subyugación a manos de la pareja sexual. El sádico tiene satisfacción sexual infringiendo estos tormentos a su pareja sexual.
Kaplan, H. y Sadock, B. (1991). Compendio de psiquiatría. Barcelona: Salvat

LAS PARAFILIAS Y LA SEXUALIDAD HUMANA
PARAFIIAS


UBICACION EN LIMA: TERAPIA DE PAREJA