Psicólogo Alvaro Silva al 980-980-808. Especialista en el tratamiento de terapia de pareja y familia.

domingo, 12 de junio de 2016

Las creencias


Las creencias y su efecto en la mente humana


Dilts, menciona:
Las creencias son una fuerza muy poderosa dentro de nuestra conducta. Es bien sabido que si alguien realmente cree que puede hacer algo, lo hará, y si cree que es imposible hacerlo, ningún esfuerzo por grande que éste sea lograra convencerlo de que se puede realizar. Creencias tales como  “ya  es demasiado tarde”, “de todos modos no puedo hacer ya nada” o “me ha tocado a mi” pueden con frecuencia  limitar el aprovechamiento integral de los recursos naturales de la persona y de su competencia inconsciente. Nuestras creencias acerca de nosotros mismos y de lo que es posible en el mundo que nos rodea tienen un gran efecto sobre nuestra eficacia cotidiana. Todos mantenemos creencias que nos sirven como recursos y también otras que nos limitan.
La mayoría de las personas reconocen que sus creencias pueden afectar su salud, tanto directamente como de un modo indirecto. Por lo general no es difícil identificar las creencias negativas que provocan problemas relacionados con la salud del individuo, como el abuso de ciertas sustancias, la fatiga constante, la disminución del nivel de las defensas naturales y el estrés. Sin embargo, ¿Qué podemos hacer para sustituir las creencias negativas por otras que contribuyan a mejorar nuestra salud?
Casi todos los profesionales de la salud reconocen que la actitud del paciente es un factor muy importante, que contribuye en gran medida al éxito de su recuperación. No obstante, existen muy pocos métodos  explícitos y confiables que permitan ayudar al enfermo a superar su miedo o su apatía y lograr así una “actitud positiva” y congruente.
A lo largo de la investigación médica, los placebos han demostrado ser tan potentes como muchos medicamentos. Sin embargo, el origen concreto de su poder sigue siendo un misterio. Muchos investigadores creen que  un “efecto placebo contrario” puede incluso enfermar a muchas personas ¿Sera posible explorar y canalizar directamente ese poder para lograr el éxito en la recuperación?
Las creencias que los demás tienen acerca de nosotros también pueden afectarnos. Esto se hizo evidente por un estudio revelador, en el que un grupo de niños de inteligencia normal fue dividido al azar en dos grupos iguales. Uno de ellos fue asignado a un maestro a quien se le dijo que aquellos niños eran casi “superdotados”. El otro, a un maestro a quien se le dijo que los niños eran torpes. Al año se les hicieron de nuevo test de inteligencia a ambos grupos. La mayoría de los estudiantes del grupo que árbitramente había sido definido de como “superdotado” obtuvieron una puntuación más alta que la lograda anteriormente, mientras que la mayoría del que fue etiquetado como “torpe” ¡obtuvo puntuaciones más bajas! Las creencias de los maestros sobre sus alumnos afectaron a la capacidad de aprendizaje de éstos.
Las creencias pueden moldear, influir e incluso determinar nuestro grado de inteligencia, nuestra salud, nuestra creatividad, la manera en que nos relacionamos e incluso el grado de felicidad y de éxito personal. Pero, si en verdad las creencias son una fuerza tan poderosa en nuestras vidas ¿sería posible controlarlas para que no nos controlen ellas a nosotros? Mucha de nuestras creencias nos fueron implantadas durante la infancia por nuestros padres, por los maestros, por el entorno social y por los medios de comunicación, mucho antes de que nos diéramos cuenta de sus efectos o de que fuéramos capaces de elegir entre ellas. ¿Será posible reestructurar, desaprender o cambiar viejas creencias que nos limitan e instalar en su lugar otras nuevas creencias  capaces de ampliar nuestro potencial mucho más allá de lo que actualmente imaginamos? Si la respuesta es sí, ¿Cómo lo hacemos?( … )
Bibliografia:
Dilts, R. (2013). Como cambiar creencias con PNL.  Buenos Aires: Sirio

las creencias psicológicas
Creencias psicológicas


UBICACION EN LIMA: TERAPIA DE PAREJA